Sin protocolos, sin tiempos, cada cual disfrutando de su propia forma de vivir el shibari.

Hace ya un buen número de años, cuando nos reuníamos en La Mûnster un grupo de amigos para aprender y practicar shibari, adoptamos el nombre de Nawakai Gijón, ya que al fin y al cabo, eramos precisamente eso, un grupo de amigos reunidos entorno a la cuerda

Aquel grupo evolucionó hacia los que hoy conformamos el Kinky Club. Muchas cosas cambiaron desde entonces, pero procuramos mantener el mismo espíritu y cercanía. Una de las herencias de aquella época es que mantenemos vivo es el uso del término japones “nawakai”. Ahora, ya no como denominación del colectivo, sino como lo que realmente es; un evento periódico en el que nos juntamos para celebrar nuestra amistad y disfrutar del shibari kinbaku

Este es un evento orientado a quienes sienten y disfrutan el shibari de una forma especifica. Quienes están dispuestos a desprenderse de sus egos y regalar su sufrimiento al resto de los asistentes. Es un verdadero ejercicio de honestidad, auto conocimiento, y también de amor

Honestidad, claridad y libertad de elección SON INDISPENSABLES en los nawakai. Como también lo es la asunción de responsabilidades. Máxime en una actividad como es el shibari, en la que los participes muestran sus vulnerabilidades.

Cada persona que asiste al nawakai, es la única responsable sobre las consecuencias de sus actos y decisiones. Participe atando, como modelo, o simplemente observando. Aquí entra la figura del anfitrión, quien procurará que durante el transcurso del nawakai todo suceda de forma adecuada y se establezcan mejores relaciones humanas entre los participantes. Ocupándose de que cada cual asuma las responsabilidades que le corresponden, tanto en el transcurso del nawakai, como durante el tiempo que fuese necesario tras su finalización.

Cómo participar

La participación se limita a un pequeño grupo de invitados formado a partir de personas que ya acudieron a algunos de los eventos realizados previamente, o mostraron su interés por experimentar en primera persona el shibari kinbaku.

Obviamente, el ambiente y la confianza necesarios para la celebración del nawakai serán los elementos clave a la hora de seleccionar a los participantes, si te interesa asistir escríbenos. Principiantes, veteranos y curiosos son bienvenidos.

Si vas a acudir, sea para atar, para que te aten o para observar, no des nada por supuesto. Si quieres que una persona te ate, o atar a una persona, contacta con esa persona con antelación para comentarle tus intenciones. Si tienes dudas de cualquier tipo, pregunta a la organización, que para eso estamos.

Para los nawakai, el Kinky Club se transforma en una versión hentai de las casas del té japonesas, y al igual que en la ceremonia del sadō ponemos en escena un pequeño ritual que nos ayude a todos a tener una velada más agradable y sobre todo, poder mostrarnos de forma abierta, honesta y sin temor. Ya que la honestidad, es un elemento básico para disfrutar del shibari kinbaku

Dinámica del Nawakai

Tomando como referencia la ceremonia del té, dividimos los nawakai en estas fases

Recepción no tenemos un jardín ni un camino rociado con agua, pero igualmente es el momento para ponerse al día socialmente y desprenderse de todos los pensamientos que nos distraen.

Comida Frugal para practicar las buenas maneras, y también para coger fuerzas sin llenar el estómago en exceso.

Nawakai
No es un tiempo para el intercambio de conocimientos o la conversación social. Tampoco está cerrado a una determinada técnica o estilo ni es necesario tener unos conocimientos avanzados. Basta con tener ganas de disfrutar y pasarlo bien. Sin protocolos, sin tiempos. Cada cual desde su propia forma de entender y vivir el shibari.

Si te interesa recibir información sobre futuros talleres, nawakai, y otras actividades que organizamos suscríbete a nuestro Newsletter

Ver próximos nawakai

  #nawakai velada dedicada a la práctica del #shibari entre amigos Click to Tweet