shibari salon

Shibari Salón 「縛りのルーム」 es la actividad base y cotidiana del Kinky Club. No es un taller, no es una performance. Es un punto de encuentro. Un tiempo y un lugar donde nos reunimos para probar, practicar y desarrollarnos como modelos, atadores, o simplemente para disfrutar viendo a otros inmersos en el Kinbaku shibari mientras tomamos algo en un ambiente confortable y relajado.

Actividad abierta a todo el mundo. No hace falta ser socio ni acudir en pareja o tener conocimientos previos. El horario de celebración es amplio, para que puedas incorporarte cuando mejor te convenga, no hace falta estar todo el tiempo, no es una misa.Siempre serán bienvenidas las personas que quieran experimentar el shibari por primera vez. Prácticas supervisadas.

El único requisito es apuntarse previamente. Las inscripciones se cierran en la media noche del día anterior a la celebración del Salón.

Puedes consultar tus dudas o inscribirte desde este formulario

Se celebra dos veces por semana en horario de tarde noche. Consultar fechas en calendario

Instalaciones disponibles
- Zona con bambú para suspensión
- Sala con varios puntos de suspensión sencillos (para aro o mosquetones)
- Espacios comunes
- Servicio de bar (agua, refrescos, cerveza) . Consumiciones NO incluidas
- Servicio de catering disponible bajo pedido (indicar con antelación)
- Mazmorra Tradicional Japonesa (kura) No incluido. Consultar condiciones

Si te interesa recibir en tu correo información sobre festa actividad suscríbete a nuestro Newsletter

Punto de encuentro  en Gijón para practicar, ver, o charlar sobre #shibari Click to Tweet

Normas específicas de esta actividad

  • La condición de atador/a implica acudir con modelo, la condición de modelo implica acudir con atador/a. Debes contactar con la otra parte previamente. Si no conoces a nadie aún, este es el mejor sitio para darte a conocer
  • A las personas que atan, se les exige que mantengan sus prácticas dentro del nivel de sus conocimientos y habilidades
  • A las personas atadas, se les recuerda que son responsables y libres de decidir quién les ata y quien no
  • Todos los asistentes deben firmar un documento por el que reconocen que son plenamente conscientes de los riesgos que implica la práctica del shibari
  • Los shibari salón no son una clase o un taller, llevan implícito un aprendizaje por observación, compartiendo conocimientos con otros atadores, o siendo aconsejados por el anfitrión

Puedes consultar en este escrito unos consejos sobre cortesía en la práctica del shibari

Para cualquier duda o consulta utiliza el formulario de contacto