Kinky Club nació como un proyecto a largo plazo, y ahora, justo cuando se cumplen 3 años de aquél 15 de junio en que abrimos las puertas, crecemos y abandonamos la sede que nos vio nacer.

En Septiembre 2018 abriremos un nuevo espacio. Nuevas instalaciones enfocadas específicamente al shibari kinbaku.

Será un verdadero Dojo, aunque sin concesiones al folclorismo ni olvidarnos de los elementos que conforman nuestro acervo y dan forma a nuestra propia identidad como espacio y colectivo.