Suspendida actividad presencial mientras no se frene la transmisión del COVID en Asturias.

Inspirado en los photoclub que los hermanos Klaw organizaban a mediados del Siglo XX impulsamos esta actividad en 2011 y desde entonces se organiza de forma discontinua.

Esto quiere decir que no cuenta con una fecha establecida en el calendario, se organiza a petición de quienes tengan interés por crear algún tipo de expresión artística con el shibari como fondo. Todas las disciplinas son bienvenidas.

La idea es simple, reunir personas procedentes de diferentes áreas de la creación artística (fotografía, ilustración, música, danza...) con atadores y modelos para crear entre todos belleza con el shibari como base de inspiración.

Fotografía y shibari son dos artes que van de la mano. Muchos somos quienes llegamos al mundo del bondage japones por las hermosas fotografías vistas en internet, libros y exposiciones. Muchos son los fotógrafos que descubren el shibari y quedan prendados de su belleza estética.

Con el fin de unir ambas pasiones, de forma periódica organizamos un evento en el que se reunen atadores, modelos y fotógrafos.

La dinámica de la actividad es la misma idependientemente de tu interes (atar, ser modelo, o hacer fotografias) lo primero es que nos comentes tu idea para ir organizando las sesiones. Buscaremos la forma de cuadrar fotógrafos y modelos de acuerdo a vuestras preferencias.

Se organizará en sets de 3 horas repartidas a lo largo de un fin de semana, puente o festivo local.

Si te interesa unir fotografía y shibari, escríbenos indicando tu campo de actividad y te avisaremos en cuanto tengamos una fecha disponible.

Como el tema de la privacidad y las fotos en bondage no suelen llevarse bien, establecemos las siguientes normas de obligado cumplimiento

  • Ninguna imagen obtenida podrá utilizarse con fines comerciales
  • Cada imagen creada cuenta con 3 autores (la persona que hace la foto, la persona que ata, y la persona atada) el uso y la pública difusión de cualquiera de las imágenes debe contar con la autorización expresa y explicita de cada una de las partes.
  • La persona que hace las fotos, debe enviar copia de las imágenes tanto a la persona atada como a la persona que ata.
  • La organización sería muy feliz si le hacéis llegar alguna copia con autorización para utilizarla como promoción de la actividad.