Es una práctica integrada en el BDSM, en la que destacan la propia naturaleza del acto de sentarse sobre alguien, la sensación de ahogo provocada, la percepción física de calor, olor y humedades, y la carga de humillación implícita conllevan una fuerte carga fetichista

En algunos escritos se identifica como Queening cuando es mujer quien se sienta encima, y Kinging cuando quien se sienta es hombre ... realmente, ignoro la terminología aplicable en otros supuestos de género ...

A petición popular, estamos preparando en el Kinky Club una jornada dedicada a esta práctica ... de momento en fase de preparación y consulta de vuestros gustos y preferencias al respecto

Si te interesa participar (en cualquier rol, incluso como espectador) envíanos un mensaje desde este formulario, indicando tu preferencias en cuanto a fechas, roles, género, y todo aquello que consideres interesante

ilustración de Namio Harukawa